Revista del Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello
21  enero - julio 2017

 

 

ISSN 2075-6038   RNPS 2222
   
MATERIAS 
   
AUTOR  
Normas para la aceptación de originales  
Contáctenos  
La rebeldía es la adultez de la cultura. Por la sobrevida de Fernando Martínez Heredia  
María Caridad Pacheco González

El Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello organizó un acto de homenaje a Fernando Martínez Heredia, su último director general, el martes 20 de junio de 2017 en la propia sede de la institución, donde se dio cita un numeroso público en el cual se hallaban intelectuales de reconocido prestigio, compañeros y amigos del destacado investigador social desaparecido.

En la convocatoria se hacía una advertencia ineludible: “La única posteridad admisible para Fernando Martínez Heredia solo cabe en una revolución. Organizarnos para hacerla y ―de nuevo― pensarla es la materia del homenaje que él nos exige, del único que admite, porque lo rebasa. Llegar a esa edad adulta de la cultura que es la rebeldía solo es posible cuando se sirven juntas la militancia y la libertad, ahora sin ti, pero otra vez contigo…”

El panel integrado por Aurelio Alonso, Juan Valdés Paz, Llanisca Lugo, Alejandro Gumá y Rosario Alfonso hizo un recorrido por la trayectoria de Fernando desde su paso por el Departamento de Filosofía de la calle K y la edición de la revista Pensamiento Crítico hasta sus más recientes aportes en el Instituto que tan brillantemente dirigió durante casi una década.

No faltaron los análisis de su prolífica obra, abarcadora de temas filosóficos, sociológicos y de antropología cultural, en la que predomina un enfoque muy autóctono del marxismo adecuado a las particularidades de nuestra América; obra compuesta por numerosos ensayos sobre la Revolución Cubana, en los que prevalece la idea de la utopía y de un nacionalismo revolucionario acompañado de un internacionalismo militante, así como el pensamiento y legado del Che, tema en el cual llegó a indagar profundamente (no olvidar el tan merecido Premio Extraordinario de Casa de las Américas por su libro Che, el socialismo y el comunismo). En esta sucesión de referencias a su acervo científico no faltó el destaque de su condición de historiador y de los muchos temas que sobre figuras y hechos relacionados con la historia de Cuba abordó a lo largo de su existencia; e incluso los proyectos que dejó inacabados sobre la historia de la Revolución cubana y sobre el nacionalismo cubano. Pero lo que más se hizo presente en las intervenciones, desbordadas de rastros de la memoria en ocasiones risueñas, y en otras amargas, accidentadas y polémicas, fue la sencillez, honestidad intelectual y entrega revolucionaria que lo acompañaron toda su vida.

Otras aristas no menos importantes fueron su misión diplomática en Nicaragua en los ochenta, estando en el poder el Frente Sandinista de Liberación Nacional, y sus vínculos entrañables con el Centro Martín Luther King Jr que dirige Raúl Suárez, a quien conoció precisamente en Managua cuando este fue a ofrecer su ayuda solidaria al pueblo nicaragüense. Se hizo patente que, sin ser creyente, tampoco era ateo, y que de José Martí aprendió una concepción profundamente laica de la persona y de la vida social que lo hizo impermeable al “ateísmo” científico que, como él mismo señaló en más de una ocasión, nos había legado el reduccionismo soviético.

No quisiera concluir esta reseña del acto sin mencionar la huella trascendente que dejó Fernando en sus alumnos de la Cátedra de Estudios Antonio Gramsci, constituida oficialmente en 1997 por iniciativa del entonces ministro de Cultura, doctor Armando Hart Dávalos. El testimonio de los jóvenes investigadores Rosario Alfonso y Alejandro Gumá así lo constata, porque ellos dieron a conocer todo lo que el Magisterio (así, con mayúscula) de Martínez Heredia les aportó y puso a su alcance en materia de experiencia investigativa y cultura política, confiándoles metas y tareas formidables a través de caminos propios. Las valoraciones hechas en este ámbito nos hicieron recordar que, en ocasión de recibir el Premio Maestro de Juventudes otorgado por la Asociación Hermanos Saíz, Fernando destacaba que su gran aspiración o mayor deseo era que sus alumnos sintieran “siempre con su propio corazón”, y pensaran “siempre con cabeza propia” porque solo así serían “capaces de hacer a Cuba cada vez más libre, más justa y más próspera”.1

Al final del homenaje hubo un espacio para pensar continuidades en el estudio de la vida y la obra de Fernando, y en este momento se contó con las palabras de Luis Suárez, compañero desde los tiempos del Departamento de Filosofía quien completó la reseña realizada por el panel acerca de sus principales contribuciones, resaltando su pensamiento latinoamericanista, guevariano y antidogmático; también su compañera en la vida, Esther, intervino para agradecer al Instituto y a los presentes el homenaje, y exhortó a continuar la obra que con tanta pasión su compañero se empeñó en llevar adelante.

Alberto Falla, exintegrante del Grupo Moncada, tuvo a su cargo el cierre de la actividad con una muy hermosa y lograda interpretación de una columbia, variante de la rumba, género muy gustado por el homenajeado, quien era un ferviente admirador de estas manifestaciones culturales de origen africano. A continuación damos a conocer a nuestros lectores la letra de la pieza musical:

A Fernando

Hay quien piensa que ahora estás

desde tu ausencia sin Fondo,

Sumergido en el más hondo

polvo de nunca jamás.

Pero se bien que andarás

cantando siempre en presente

lúcido, terco y valiente,

Tu corazón de mambí

armado, como Martí,

con una estrella en la Frente

El valor de tu legado

está en la Felicidad

de pelear por la verdad

con la Patria siempre al lado

sueño del enamorado,

del eterno combatiente

de la palabra creciente

para enseñarnos que aquí,

hay que andar como Martí

con una estrella en la frente.

 

Notas

1Fernando Martínez Heredia. A la mitad del camino, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2015, p. 11.

 
 
Cátedras
Oralidad
Gramsci
Juan Marinello
Premios
Memoria
Anual
Nacional
ALBA
Textos libres
Título
Autor
La Aldaba
Directorio
Lectores
Enlaces

 
Dirección:
Elena del Carmen Socarrás de la Fuente
Coordinadores del número:
Yisel Rivero Baxter y Elaine Morales
Coordinador del dossier:
Editora:
Diseño:
Alejandro de la Torre Chávez
Programador:
David Muñoz Compte
Consejo Editorial
Luis Álvarez Álvarez, Miguel Barnet, Roberto Fernández Retamar, Araceli García Carranza, Fina García Marruz, Eusebio Leal Spengler, María Teresa Linares, Rogelio Martínez Furé, Graziella Pogolotti, Olga Portuondo, Eduardo Torres Cuevas
Consejo de Redacción
Jorge Luis Acanda, Ana Cairo, Jorge Fornet, Reynaldo Funes, María M. García, Jesús Guanche, Elmo Hernández, Mario Masvidal, Yolanda Wood. Denise Ocampo Álvarez